Fondo - Biathlon

¿QUÉ ES EL ESQUÍ DE FONDO?

Se cree que esquiar campo a través puede ser una actividad humana que tiene al menos 6.000 años de antigüedad. En sus inicios, el esquí de fondo se utilizaba en los países nórdicos como un medio de transporte. Los esquís permitían a la gente desplazarse de un lugar a otro, y también eran un medio de subsistencia, ya que la gente iba a cazar utilizando los esquís.

Los primeros Juegos Olímpicos de Invierno de la historia, los de Chamonix 1924, ya acogieron las pruebas de esquí de fondo masculinas con las distancias de 18 km y 50 km. Las pruebas femeninas aparecieron cinco ediciones más tarde, en los Juegos de Oslo de 1952. La técnica libre de esquí de fondo se convirtió en una prueba específica de los Juegos de invierno en Calgary en 1988.

Dinámica de la competición

El esquí de fondo consiste en recorrer distancias generalmente grandes con esquís de fondo sobre un terreno desnivelado, con pendientes que pueden ser fuertes pero no continuadas, y que requiere una buena capacidad de resistencia. Existen dos técnicas que permiten la progresión sobre los esquís:

  • Estilo clásico: los esquís se mueven en paralelo, a través de pistas preparadas por una máquina de nieve, que marcan el recorrido a seguir.
  • Estilo libre (paso de patinador o skating): permite cualquier forma de progresión. Los esquiadores se impulsan de manera similar a la del patinaje de velocidad, empujando con el margen de los esquís. La técnica libre utiliza esquís más cortos y de media es aproximadamente un 8% más rápida que la clásica.

¿QUÉ ES EL BIATHLON?

Los antecedentes de esta actividad combinada se remontan 2.000 años aC, cuando los cazadores del norte de Europa tenían que desplazarse por la nieve para poder cazar. A partir de mediados del siglo XVI, sin embargo, los países escandinavos empezaron a equipar sus ejércitos con esquís, para defenderse de sus enemigos.

Los primeros campeonatos del mundo de biatlón se celebraron en 1958 en Saalfelden (Austria). El biatlón se convirtió en un deporte olímpico, sólo para hombres, en los Juegos Olímpicos de Invierno de Squaw Valley (USA) de 1960. Las mujeres practicantes de biatlón se unieron a los Juegos Olímpicos treinta años después, en 1992, en los Juegos de Albertville (Francia).

Dinámica de la competición

El biatlón es un deporte que combina el esquí de fondo con el tiro. El objetivo del biatlón es completar el recorrido en el menor tiempo posible, y conseguir el máximo número de dianas con el tiro, para evitar la penalización de tiempo que conllevan los errores. La parte de esquí del biatlón requiere rapidez y físicamente es muy exigente, mientras que el tiro con rifle exige precisión y control.

Los participantes se desplazan por un recorrido y completan una distancia determinada, en función de la prueba, y se detienen en la zona de tiro, donde deben hacer cinco disparos a cinco blancos de metal, situados a cincuenta metros de distancia. En función de si el atleta dispara tumbado o de pie el tamaño del blanco cambia. Estirado es del tamaño de una pelota de golf (45 mm) y de pie, en cambio, es del tamaño de una naranja grande (115 mm). Un atleta de alto nivel generalmente necesita entre 20 y 25 segundos para apuntar y disparar 5 balas. Fallar en la prueba de puntería puede ser costoso: según el caso, un tiro errado conlleva una penalización de un minuto de tiempo añadido o que completar un recorrido complementario de 150 metros por cada error cometido.